Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente
Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Dos reglas de sellado 80 cms.

Empacadora al vacío MSA®800

Empacadoras al Vacío MSA

El empaque al vacío reduce la perdida por merma de los alimentos.

Cuatro reglas de sellado

Empacadora doble campana MSA®400
Nuestra garantía consta por escrito en la factura, incluye además de los defectos de fabricación las partes eléctricas y electrónicas, factor que nos diferencia de cualquier otra empresa porque somos los únicos que la ofrecemos. Quien adquiere una empacadora marca ® MSA goza de asesoría profesional al momento de realizar la compra, cuenta con respaldo integral porque importamos todos los repuestos de la máquina, y además de los defectos de fabricación, respondemos por las fallas eléctricas y electrónicas que se puedan llegar a presentar, lo que proporciona tranquilidad y respaldo insuperable. 
Contamos con un taller de servicio técnico especializado y verificable en nuestras instalaciones. 
Si el cliente lo prefiere, por un costo mínimo adicional puede extender la garantía de su empacadora hasta por dos años más.

Sólo quien confía en la calidad de su producto puede ofrecer tanto.

¿Qué empacadora al vacío debo adquirir?

Para determinar la empacadora apropiada a sus necesidades en la industria alimentaria, es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos:

  1. El tamaño en centímetros del producto más grande que se requiere empacar.
  2. La cantidad de bolsas que se necesita empacar diariamente.
  3. Identificar si el producto demanda inyección de gas.

Puede ocurrir por ejemplo, que el producto requiera una bolsa pequeña, pero al mismo tiempo se necesita empacar una gran cantidad de unidades diarias. En este caso, es imperativo adquirir una empacadora óptima para la producción diaria que se tiene o se espera alcanzar.

El ejercicio se realiza de la siguiente manera:

Si la pieza más grande que necesita empacar es de 40X30cm, puede considerar la MSA400 que tiene dos reglas de sellado cada una de 40cm y un espacio de 30cm entre cada regla, es decir, puede empacar hasta dos piezas a la vez del producto más grande (uno en cada regla de 40cm). Ahora bien, si también porciona y utiliza bolsas de 20cm, en esa misma empacadora puede acomodar dos bolsas en cada regla de sellado, para un total de cuatro bolsas empacadas a la vez.

Pero si la bolsa que exige su producto es de 30cm, sería ideal la MSA600 que tiene dos reglas de sellado de 60cm cada una, es decir, puede acomodar dos bolsas en cada regla, para un total de cuatro bolsas empacadas al mismo tiempo. En esta misma referencia puede empacar dos piezas grandes de 60X50cm, ya que el espacio entre reglas es de 50cm. Por otra parte, si usa bolsa de 20cm, puede situar tres bolsas en cada regla, para un total de seis bolsas empacadas a la vez.

Otro dato que debe tener en cuenta es la cantidad de bolsas que diariamente necesita empacar, o en su defecto, espera llegar a empacar (proyección de crecimiento). Por ejemplo: En la máquina más pequeña (la MSA300), la pieza más grande que puede empacar es de 26X30cm pero sólo tiene capacidad para empacar hasta 150 bolsas al día, al contrario, la MSA400 tiene capacidad para empacar hasta 1.500 bolsas al día, siempre y cuando pueda acomodar cuatro piezas a la vez. Pero, si lo que requiere es empacar más de 1.500 bolsas, debe considerar una máquina doble campana (DC), cuya capacidad de empaque diario está diseñada para grandes producciones en la industria alimentaria. 

Maquinaria y soluciones alimenticias ® MSA COLOMBIA.

¿Qué consumibles y cuidados especiales necesitan las empacadoras al vacío MSA?

Las empacadoras al vacío marca MSA ? DE COLOMBIA, son una inversión que puede acompañar su producción, empresa o negocio por largos años siempre y cuando se manipulen correctamente, se mantengan en buenas condiciones de higiene, y el propietario o encargado sea diligente con el cambio de cintas, resistencias y aceite.

Los consumibles y cuidados especiales que demandan las empacadoras al vacío para su correcto funcionamiento son los siguientes:

  1. Condiciones eléctricas adecuadas.

Las empacadoras al vacío referencia MSA300M, MSA400M, MSA400P y MSA500P son monofásicas 110 voltios, en tanto que las MSA600P, MSA600DC, MSA500DC y MSA400DC son trifásicas 220 voltios. Es indispensable conocer previamente con qué tipo de luz se cuenta en el lugar donde va a trabajar la máquina y las condiciones de la misma (si es regular o irregular).

La empacadora deben conectarse directamente al tomacorriente, es decir, no se puede trabajar con extensión eléctrica. La toma de corriente seleccionada debe ser exclusiva para la empacadora, es decir, no se puede conectar en ella otro aparato eléctrico, porque puede generar variaciones de voltaje que terminan por afectar partes eléctricas y electrónicas de la máquina.

Para asegurar las condiciones de voltaje que requiere la empacadora al vacío, se recomienda instalar un taco independiente de 30 a 40 amperios (según la referencia específica).

  1. Cambio de aceite cada 3 meses.

La vida útil del motor y de la bomba de vacío de las empacadoras depende del cambio trimestral de aceite. El lubricante debe ser hidráulico y la referencia varía según las condiciones climáticas del lugar donde se va a utilizar la empacadora. Es importante revisar el aceite con regular frecuencia y si tiene un aspecto lechoso o blancuzco, se debe cambiar de inmediato, aunque no hayan transcurrido los 3 meses sugeridos. Las máquinas de vacío funcionan con un aceite hidráulico especial.

  1. Cambio de cintas y resistencias.

Las empacadoras al vacío utilizan un sistema de cintas y resistencias que son las que permite sellar la bolsa luego de succionar el vacío. Las cintas y resistencia son un consumible de la máquina, es decir, después de cierto tiempo de uso, deben ser reemplazadas. La duración depende de dos factores específicos: Las horas continuas de trabajo y la temperatura que se programa para cada proceso de sellado.

Para conservar por más tiempo las cintas y resistencias recomendamos dos sencillas reglas: a) Programar la máquina a temperatura media en cada proceso de empaque, y b) Por cada hora de trabajo continuo, detener la marcha 10 minutos para que las resistencias logren nivel de enfriamiento, de esta manera puede mantenerlas por más tiempo lo que se traduce en ahorro de dinero.

  1. Condiciones de higiene de la empacadora.

Al terminar cualquier proceso de empaque es importante limpiar la máquina para evitar que los residuos que quedan en la cámara lleguen al interior de la empacadora y con el tiempo terminen afectando las partes eléctricas, electrónicas, el filtro de aire y la bomba de vacío.

La máquina debe limpiarse con un paño suave humedecido y detergente. No puede recibir de forma directa chorro de agua por su contenido eléctrico y electrónico, y el paño debe ser lo suficientemente suave para no rallar el acero. Tampoco se recomienda usar alcohol, ácido, disolventes o líquidos diferentes al detergente común.

  1. Mantenimiento preventivo anual.

El mantenimiento preventivo sumado a los cuidados anteriores asegura por largo tiempo la vida de la empacadora al vacío. Tenga en cuenta que el mantenimiento preventivo debe realizarse cada año y es muy importante acudir a lugares especializados para evitar engaños y daños derivados de un procedimiento irregular o inexperto.

Nuestra marca MSA | Maquinaria y soluciones alimenticias  cuenta con el respaldo absoluto de repuestos y consumibles. Tenemos servicio técnico especializado y técnico idóneo en algunas ciudades principales. Somos expertos en vacío, asegure su inversión y no corra riesgos. Si requiere mayor información, no dude en contactarnos.

Scroll al inicio